sábado, 19 de junio de 2010

La biología molecular permitirá combatir el cáncer de mama con terapias 'a la carta'


Los médicos recomiendan someterse a una mamografía cada dos años a partir de los 50.

El objetivo es detectar qué pacientes no necesitan quimioterapia para eliminar los efectos adversos de ésta .El tumor podrá abordarse sin apenas cirugía y con tratamientos individualizados

«El cáncer de mama no es una única enfermedad, sino que tiene distintos subtipos. Por lo tanto, esta consideración es esencial para dar un tratamiento individualizado a las pacientes».
La aseveración proviene de la doctora Lourdes Calvo, quien deja abierta la puerta a un futuro, más bien inmediato, en el que este tumor se combatirá con terapias 'a la carta'. La biología molecular abre un futuro esperanzador para abordar este tipo de cáncer, toda vez que, gracias a ella, se podrá abordar la enfermedad sin apenas cirugía, a través de biopsia y con estudios genómicos que permitan definir el tipo de cáncer e individualizar el tratamiento.
Ésta es uno de los principales asuntos que se abordarán en la Tercera Revisión Anual de Avances en Cáncer de Mama (RAGMA 10), que se celebra durante la jornada de hoy y mañana en Madrid, organizada por el Grupo Español de Investigación en Cáncer de Mama (GEICAM). La doctora Calvo subrayó que las «plataformas y perfiles genómicos ayudan a seleccionar mejor a las pacientes ante sus posibles riesgos de recaídas». El objetivo reside en «seleccionar a aquellas pacientes que no necesiten quimioterapia para evitar sus efectos adversos».
El futuro pasa, por tanto, por los «tratamientos personalizados» y por «avanzar en los ensayos clínicos», precisó.
Estos tratamientos individualizados que permiten desarrollar los estudios genéticos son más eficaces y seguros, «ya que van dirigidos únicamente a las células afectadas por el cáncer, al tiempo que disminuyen considerablemente los efectos secundarios en la paciente, con el consiguiente beneficio para su calidad de vida», asegura el doctor Eduardo Martínez, coordinador del Instituto Oncológico del Hospital Provincial de Castellón.
Distinta evolución
«Creemos que en el futuro -señaló- se podría tratar el cáncer de mama sin apenas cirugía, haciendo una biopsia para ver qué tipo de cáncer es y realizando estudios genómicos para tipificarlo y caracterizarlo». El cáncer de mama «es una enfermedad heterogénea. Cada tumor se desarrolla y evoluciona de forma distinta. Gracias a los avances de la biología molecular se están conociendo cuáles son los factores pronósticos de la enfermedad en un paciente concreto, por lo que cada vez se tiende más a realizar tratamientos individualizados a través de test biológicos que nos indican la agresividad con que evoluciona el tumor y a qué tratamientos es sensible», explica este experto.
Detectar las alteraciones genómicas de cada tumor ha permitido poner en marcha las denominadas 'terapias dirigidas'. «Al detectar las dianas terapéuticas de cada tumor, se han podido desarrollar fármacos frente a esas alteraciones específicas. La administración de una u otra terapia debe ir acompañada de pruebas concretas que previamente identifiquen qué alteraciones genómicas tiene cada tumor o, en caso contrario, no administrarla», apunta el especialista.
Las líneas de investigación están dirigidas a diseñar estrategias que anulen de manera selectiva las células tumorales con los menores efectos secundarios. Ya se cuenta con 'terapias dirigidas', pero de momento deben administrarse junto con los tratamientos convencionales (quimio, radio y hormonoterapia).
fuente: eldiariomontanes.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu opinión nos interesa, dejá tel y mail

Archivo del blog