sábado, 22 de diciembre de 2012

Protégete del cáncer del pulmón… ¡apaga ese cigarrillo!

viernes, 14 de diciembre de 2012

Testimonio de Elena Rufener








CANCER DE PEGAT EN EL PEZÓN.

Testimonio muy importante Cancer de Paget, por tratarse de una enfermedad ósea, de no ser oncólogos o ginecólogos, los clínicos es difícil lo diagnostiquen, como en mi caso particular, durante un año hablaba del porque una pequeña cascarita en el pezón no le daban importancia diferentes profesionales, hasta que comenzó a picarme, el ginecólogo me sacó una muestra para biopsia "para tranquilidad de él y mía", resultando ser CANCER DE PEGAT EN EL PEZÓN. De inmediato fui operada (por lo traicionero, avansivo y destructivo) decidió una cuadrotomía. En el quirófano - dijo el Dr. era problema del especialista de piel, el resultado de la biopsia, estaba tomado hasta donde había cortado, a mi pedido se resolvió de inmediato sacar la mama, estaba hasta, no recuerdo bien si 3 mm o cm,. más abajo, o sea dado el poco busto que tengo, prácticamente estaba todo tomado. Resultado, no tuve que hacerme quimioterapia, rayos y ni la medicación, El 13 de noviembre ppdo, al no darle importancia, no me di cuenta pasaron 5 años que puedo contarlo. (Cuando me diagnosticaron me puse e manos de Dios y la Ciencia tranquila).

Pienso que se debería alertar sobre este tema, que a Dios gracias y los profesionales con quienes he sido atendida pudieron dar con el problema, de lo contrario no estaría escribiendo esta nota...

Elena Rufener de Romero           Mar del Plata

lunes, 26 de noviembre de 2012

Nuevos tratamientos en Oncología


Terapias Dirigidas

Nuevos tratamientos en Oncología

Dra. Estefania Errico Kaminski*

Dr. Mariano Gabriel Fernández*

Según el Instituto Nacional del Cáncer de E.E.U.U.: “Las terapias dirigidas contra el cáncer son fármacos u otras sustancias que bloquean el crecimiento y la diseminación del cáncer al interferir con moléculas específicas implicadas en el crecimiento y el avance de tumores.”1 Éstas moléculas específicas a las cuales van dirigidas los fármacos también son llamadas “blancos moleculares” y muchas veces es investigada la presencia de las mismas en la enfermedad de los pacientes, por eso éstas terapias suelen llamarse “tratamientos personalizados”. Las terapias dirigidas provienen básicamente de dos clases de principios activos: los Anticuerpos Monoclonales y los fármacos de Pequeña Molécula.

Los anticuerpos son proteínas producidas en forma natural por células del sistema inmune que intervienen en las barreras de defensa. Lo hacen porque tienen la capacidad de adherirse a los agentes dañinos, permitiendo así iniciar, aumentar y controlar el grado de actividad de la respuesta inmunológica.  Jerne, Kölher y nuestro compatriota el Dr. César Milstein recibieron el premio Nobel de Medicina en 1984 por haber desarrollado una técnica para producir en grandes cantidades anticuerpos con capacidad de dirigirse a un blanco molecular específico que fueron llamados Anticuerpos Monoclonales.

La utilización de los mismos hace más de 30 años en las ciencias de la salud ha permitido que dejen de ser una simple curiosidad biológica, para ser utilizados en el diagnóstico y tratamiento de múltiples enfermedades. Actualmente existen más de 17 clases de anticuerpos monoclonales que han sido autorizados para el tratamiento de diversas enfermedades tales como artritis reumatoidea, Psoriasis, Enfermedad de Crohn y distintas variantes de Cáncer; estando en fase de estudio una gran cantidad de ellos dado que representan aproximadamente el 30% de los compuestos bajo investigación farmacológica básica y clínica.

Las Moléculas Pequeñas pueden difundirse, es decir traspasar la membrana celular y pueden actuar sobre los blancos que se encuentran dentro de las células. La mayoría de los Anticuerpos Monoclonales no pueden penetrar la membrana plasmática (la cubierta exterior) de la célula por lo que se dirigen a blancos que están en el exterior o en la superficie de las células.

El primer ejemplo de Terapia Dirigida utilizado en el tratamiento del Cáncer fue el dirigido al receptor celular del estrógeno, la hormona sexual femenina, que muchos cánceres de mama necesitan para crecer. Éste receptor puede ser bloqueado por diferentes medicamentos tales como el tamoxifeno y el fulvestrant que actualmente son de uso habitual en el tratamiento del Cáncer de mama con una efectividad nada despreciable y con un perfil de efectos adversos/tolerancia más que aceptable. Asimismo las terapias dirigidas pueden ser utilizadas solas o en combinación con otros tipos de tratamientos onco-específicos tales como cirugía, radioterapia y/o quimioterapia “clásica”.

La Industria farmacológica propende actualmente la utilización y desarrollo de éste tipo de tratamientos que han presentado toda una nueva línea de oportunidades para el tratamiento de los pacientes afectos de diversas patologías oncológicas, pero que también nos están enseñando sobre nuevos problemas que implica la utilización de los mismos ya que tienen sus propios efectos adversos, algunos de severidad considerable, que incluso han obligado a retirar del mercado algunos de éstos fármacos o desaconsejarlos para distintas patologías en las que inicialmente se consideraban apropiados.

Muchas veces éstos “nuevos” efectos adversos se suman a los ya conocidos de los tratamientos “clásicos” y por lo tanto requieren control y manejo por parte de los especialistas en Oncología Clínica que adquirieron conocimientos específicos en éste nuevo recurso terapéutico. Es importante recordar que si bien es un campo promisorio y la mayoría de los nuevos tratamientos presentan algunos logros terapéuticos prometedores; sin embargo aún no se cuenta con grados de evidencia científica acerca de experiencia en el uso a largo plazo, que siempre suelen ser los mejores datos/indicadores de índole científica a fin de proceder a la toma de decisión terapéutica por parte del Oncólogo Clínico. 

Asimismo, la instauración de éstos tratamientos requiere de una atenta relación médico-paciente basada en un diálogo de confianza, que permita al paciente aclarar todas sus dudas y preocupaciones; y al profesional ofrecer toda la información necesaria acerca de las indicaciones y los cuidados pertinentes a la detección precoz de los efectos adversos que requieran manejo en el curso de la enfermedad.

En definitiva, si bien disponemos de nuevas armas en la lucha contra el cáncer, debemos todavía aprender sobre todo lo que pueden hacer tanto a nivel positivo es decir su efectividad; como a nivel de los efectos adversos, para conocer mejor sobre su prevención, diagnóstico y tratamiento oportuno. Todo esto exige que la relación del paciente con el profesional genere un adecuado nivel de confianza, que es la condición que siempre caracterizó a toda asistencia sanitaria eficaz y humana.

1 Página Web Instituto Nacional del Cáncer E.E.U.U.: http://www.cancer.gov/espanol

* Médicos Especialistas en Oncología Clínica, Cuidados Paliativos y Psiconcología.

Encuentro: “Educación en Cuidado Paliativo en Latinoamérica: Desarrollo de Nuevas Estrategias”





Encuentro: “Educación en Cuidado Paliativo en Latinoamérica: Desarrollo de Nuevas Estrategias”

 

Dra. Estefania Errico Kaminski*

Dr. Mariano Gabriel Fernández*

Durante los días 16 y 17 de noviembre del corriente tuvo lugar en la Universidad Austral de Buenos Aires la reunión denominada “Educación en Cuidado Paliativo en Latinoamérica: Desarrollo de Nuevas Estrategias”, con la intención de desarrollar un currículo de educación regional basado en las Prácticas Esenciales de la International Association For Hospice and Palliative Care (IAHPC).  El evento fue organizado por la IAHPC, Fundación FEMEBA, Universidad Austral, Universidad de Navarra y Universidad de RWTH Aachen. Asimismo contó con la colaboración y presencia de autoridades de Asociación Argentina de Medicina Paliativa, Asociación Latinoamericana de Cuidados Paliativos (ALCP) e Instituto Nacional de Cáncer (Argentina). Los docentes invitados son Carlos Centeno (España-Universidad de Navarra) y Frank Elsner (Alemania- Universidad de RWTH Aachen).

En dicha reunión participaron 61 profesionales de la salud que se dedican a la asistencia y docencia en Cuidados Paliativos representando a toda la región Latinoamericana, cuyo principal objetivo del taller fue intercambiar experiencias e ideas para identificar y optimizar la situación actual de la educación en Cuidados Paliativos en la Región. 

Durante las dos jornadas que duró el encuentro se trabajaron los temas de Objetivos del Currículo, Implementación del mismo y Procesos de Evaluación. Las conclusiones finales fueron que es necesario implementar cursos/asignaturas en las carreras universitarias de grado de ciencias de la salud (Medicina, Licenciatura en Enfermería, Licenciatura en Psicología, Licenciatura en Trabajo Social y otras carreras afines) y en los correspondientes posgrados enfatizándose en la capacitación de agentes de salud en Atención Primaria.

De los docentes invitados el Dr. Carlos Centeno de la Universidad de Navarra compartió su experiencia como docente titular de la asignatura Cuidados Paliativos en la carrera de Medicina, durante los últimos 4 años donde pasó de ser un curso electivo para los alumnos a ser una asignatura obligatoria y éste trabajo fue tomado por otras Universidades en España lo cual aumentó exponencialmente el número de Facultades de Medicina que cuentan con cursos de Cuidados Paliativos en la formación de los profesionales de la Salud. La situación en nuestro país puede ser consultada en el Atlas de Cuidado Paliativo de Latinoamérica en la página de la ALCP.

Se espera seguir trabajando para lograr el objetivo de impartir formación académica de alto grado a nivel universitario y en el posgrado de Atención Primaria de la Salud, a fin de garantizar el acceso a los cuidados paliativos a la población general.

* Participantes de la Reunión por la Facultad de Medicina Universidad del Salvador. Médicos Especialistas en Oncología Clínica, Cuidados Paliativos y Psiconcología.

sábado, 24 de noviembre de 2012

Investigación traslacional: lo último sobre tratamientos médicos de vanguardia




Imagine si se pudieran reprogramar las células de la piel y de la sangre para curar un órgano lesionado, o piense en las posibles ventajas que ofrecería a los pacientes conocer el genoma personal y poder individualizar la atención médica a los propios genes.
Este tipo de mejoras en la atención médica son el producto final ideal de la investigación traslacional. La edición de octubre de Mayo Clinic Health Letter incluyó un informe especial sobre la investigación traslacional y la manera en que conduce hacia tratamientos de avanzada.
Mayo Clinic lidera la investigación traslacional, que a grandes trazos puede describirse como un ciclo de investigación: primero, se observa un problema en el sistema de atención médica; luego, se investiga el problema; y por último, los científicos convierten los descubrimientos en soluciones que benefician a los pacientes.
A continuación se mencionan algunos ejemplos:
Sanar desde dentro: El Centro de Mayo Clinic para Medicina Regenerativa actualmente estudia maneras de reprogramar células de la piel y de la sangre en el laboratorio para revertirlas a un estado similar al de las células madre indiferenciadas. Con esas células, los científicos pudieron generar células que responden a la glucosa y producen insulina. Dicho logro es fascinante como un posible tratamiento a futuro para los pacientes con diabetes.
Conocer el ADN personal: En el campo de estudio conocido como “clinómica”, los médicos convierten lo conocido sobre la genómica en exámenes clínicos dirigidos que pueden guiar las decisiones médicas. Ejemplo: los médicos de Mayo Clinic se encuentran desarrollando un conjunto integral de diagnóstico a partir de los 18 genes sobre los que se conoce, o se sospecha, que se relacionan con el cáncer de colon. Dicho conjunto ofrecerá un solo examen para aplicar en el diagnóstico del cáncer de colon hereditario, reemplazando a los varios análisis actualmente necesarios que se realizan en los laboratorios de todo el país.
Gracias a los avances tecnológicos, la decodificación del genoma personal se convierte en algo económicamente factible. Cuando se decodificó el primer genoma humano hace alrededor de una década, el precio fue de 2,7 mil millones de dólares; pero hoy en día, el gasto individual es de alrededor de 7500 dólares y se investigan nuevas tecnologías para reducir esa cifra a mil dólares.
Medir los signos: Desde hace mucho se ha recurrido a los signos o indicadores biológicos, tal como la presión sanguínea, para averiguar lo que ocurre dentro del cuerpo. Muchos de estos indicadores, también llamados biomarcadores, no son bien entendidos y constituyen el tema de gran parte de la investigación traslacional. Ejemplo: a través de datos recogidos durante mucho tiempo, los científicos descubrieron biomarcadores vinculados con la enfermedad de Alzheimer y actualmente se esfuerzan por encontrar modos de determinar cuándo es necesario intervenir. La esperanza es que el tratamiento pueda empezar al comienzo de la enfermedad, antes de que se produzcan daños irreversibles en el cerebro.

El cáncer: un gran ladrón de años de vida en todo el mundo. Cómo protegerte de él.


Sabías que casi 170 millones de años de vida saludable se perdieron en el 2008 en todo el mundo debido al cáncer? A pesar de todos los avances en cuanto a los tratamientos disponibles, los expertos coinciden en que, la mejor arma contra esta enfermedad es la prevención. Infórmate de lo que puedes hacer para evitarla porque es demasiado perder tan solo uno de esos años de vida.
 
Un total de 169.3 millones de años de vida saludable se perdieron en todo el mundo en el 2008 debido al cáncer, según calcula un estudio realizado por la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer (IARC). Los investigadores analizaron las estadísticas de cáncer en todo el mundo y usaron una medida llamada años de vida ajustados por discapacidad (AVAD) para evaluar no solamente las pérdidas ocasionadas por el cáncer, sino también los efectos por discapacidad entre los sobrevivientes (la infertilidad que deja el cáncer cervical, la disfunción eréctil del cáncer de próstata o la pérdida de los senos por el cáncer de mama o seno, por citar algunos ejemplos).
Aunque la cifra abarcó a todos los tipos de cáncer, el cáncer de colon, el cáncer del pulmón, el cáncer de mama (cáncer de seno) y el cáncer de próstata, fueron los principales contribuyentes en todas las zonas del planeta (oscilando entre un 18 y un 50 por ciento del total), mientras que los cánceres relacionados con las infecciones, como el cáncer de hígado, el cáncer del estómago y el cáncer cervical, abarcaron un mayor porcentaje en Asia oriental y África Subsahariana. Y, a pesar de lo que se cree, un mejor acceso al tratamiento de alta calidad en los cánceres comunes como los de pulmón, estómago, hígado y páncreas, que tienen un gran número de muertes, no mejoró su supervivencia. ¿La conclusión? Los expertos están de acuerdo en que la prevención juega un papel importantísimo a la hora de reducir las pérdidas que produce el cáncer a nivel mundial.
Otro hallazgo significativo de este análisis es que el promedio de muerte prematura debido al cáncer fue mayor en países de ingresos bajos. De hecho, el 70% de las muertes causadas por esta enfermedad se registran en estos países.
“Nuestros hallazgos ilustran muy crudamente la forma en que el cáncer ya es una barrera para el desarrollo sostenible en los países más pobres de todo el mundo”, declaró el Dr. Freddy Bay, subdirector de la Sección de Información sobre el Cáncer del IARC. “Y esto empeorará en los próximos años si se descuida el control del cáncer.”
Según los analistas de la Sociedad Americana del Cáncer, el cáncer es la causa principal de muerte entre los latinos en Estados Unidos (aunque para la mayoría de ese país la enfermedad cardíaca siga siendo la causa principal de muerte). En el 2009, que es el último año en que se tiene este tipo de estadísticas, 29,935 hispanos murieron en Estados unidos por cáncer, vs. 29,611 que murieron por problemas cardíacos.
En general, la misma Sociedad Americana del Cáncer estima que este año 577, 190 personas morirán por este enfermedad y que 33, 200 serán hispanos.
Qué es el cáncer
De acuerdo a la Sociedad Americana del Cáncer, el cáncer es un grupo de enfermedades caracterizadas por el crecimiento incontrolado y la propagación de células anormales. Si la propagación no es controlada, se puede producir la muerte. El cáncer es causado por elementos externos (el tabaco, los organismos infecciosos, la mala alimentación, los productos químicos y la radiación), aunque también pueden intervenir factores internos (mutaciones heredadas o genéticas, hormonas, condiciones inmunológicas y cambios que se producen a partir del metabolismo). Estos agentes que lo causan pueden actuar juntos o en secuencia para iniciar o promover el desarrollo del cáncer. Frecuentemente pasan diez o más años entre la exposición a los factores externos y cuando se detecta el cáncer.
Los cánceres asociados con agentes infecciosos son mucho más comunes entre los hispanos. Por ejemplo, en América Latina uno de cada seis casos nuevos de cáncer se atribuye a agentes infecciosos, en comparación con uno de cada 25 casos nuevos de cáncer en América del Norte.
Es importante que sepas reconocer sus síntomas
Hay más de cien tipos de cáncer. Cualquier parte del cuerpo puede verse afectada, de allí que haya una amplia variedad de síntomas que podrían indicar su presencia. Los Institutos Nacionales de la Salud de Estados Unidos (NIH), indican que estos son algunos de los síntomas principales:
  • Un engrosamiento o bulto en el seno o en cualquier otra parte del cuerpo
  • Un lunar nuevo o un cambio en un lunar existente
  • Una llaga que no sana
  • Ronquera o una tos que no se quita
  • Cambios en los hábitos del intestino o de la vejiga
  • Malestar después de comer
  • Dificultad para tragar
  • Aumento o pérdida de peso sin una razón conocida
  • Sangrado o secreción inusual
  • Sentirse débil o muy cansado
Generalmente la presencia de uno de estos síntomas no indica necesariamente que se haya desarrollado un cáncer. Algunas de las molestias pueden deberse a tumores benignos (que no son cancerosos). Sin embargo, como en sus etapas iniciales el cáncer no causa dolor, lo mejor es ir al médico si notas cualquiera de estas señales o cualquier cambio significativo en tu salud.
¿Puede prevenirse el cáncer?
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) , los cánceres de más impacto en la salud pública, como los de mama, del cuello del útero (cervical o cérvix) y colorrectal, se pueden curar si se detectan a tiempo y si se tratan adecuadamente. La OMS también indica que más del 30% de los cánceres se podrían prevenir, tomando estas medidas:
  • Evitando el tabaco (que es la principal causa prevenible de cáncer a nivel mundial).
  • Ingiriendo alimentos sanos (disminuyendo el consumo de carnes rojas y alimentos procesados y aumentando el consumo de frutas, granos integrales y vegetales, por ejemplo).
  • Realizando algún tipo de actividad física.
  • Moderando el consumo de alcohol y la exposición al sol.
  • En los países en desarrollo, hasta un 20% de las muertes por cáncer podrían prevenirse mediante la vacunación contra el virus de la hepatitis y el virus del papiloma humano.

Con seguridad, no le permitirías a un ladrón entrar en tu casa. Debes hacer lo mismo con el cáncer. Proponte desde hoy mismo cambiar los hábitos que pueden aumentar tu riesgo de contraerlo y adopta los hábitos saludables que te protegen de él. Ese será tu mejor seguro de vida.

miércoles, 21 de noviembre de 2012

Avances genéticos hacia la cura del cáncer



Los avances en el estudio de nuestro mapa genético o ADN han abierto un nuevo camino en la búsqueda del origen y el tratamiento de enfermedades que hasta hoy no tienen solución definitiva, como el cáncer. Sigue leyendo para ponerte al día en los adelantos de la genética relacionados con varios tipos muy comunes de cáncer. Son noticias muy prometedoras que sin duda alguna hay que celebrar.


El origen y la cura del cáncer, en todas sus formas, siguen siendo el propósito de muchas investigaciones dentro del campo genético. Cada día se avanza más en esa área y cada día surge nueva información que arroja más luz sobre esta enfermedad que afecta a tantas personas y que les causa tanta angustia a los pacientes y a sus familiares. Veamos qué hay de nuevo.
Cuando se comprende cómo avanza el cáncer, se tiene la clave para detener su crecimiento. Por eso es importantísimo el resultado de un estudio publicado en abril en la revista especializada Molecular Cell, en relación precisamente a la forma en que el cáncer se extiende.
En detalle, miembros del Instituto de Investigación del Hospital de Mar (IMIM), en España, han descubierto que una proteína denominada LOXL2 reacciona sobre otra llamada histona H3, que estaría implicada en la incapacitación de algunos genes que intervendrían en el avance de tumores como los de mama, laringe, pulmón y piel. Un mejor entendimiento en el desarrollo y en la progresión de los tumores de estos tipos de cáncer, deja la puerta abierta a la búsqueda a tratamientos efectivos para bloquear su desarrollo. Es un paso de avance muy prometedor.
Sigamos adelante, ya que en relación a los tipos de cáncer que son la causa principal de muerte, tanto en los hombres como en las mujeres, también hay hallazgos para celebrar.
Con respecto al cáncer del pulmón (que según la Organización Mundial de la Salud es el que más muertes provoca por año en todo el mundo) , una investigación desarrollada por un equipo internacional de científicos – publicada a principios de 2012 en la revista The Lancet - se basó en dos estudios clínicos sobre la genética molecular para desarrollar una nueva prueba molecular capaz de predecir con mayor precisión la probabilidad de muerte en las primeras etapas del cáncer de pulmón. Los dos estudios demuestran que la prueba, que mide la actividad de 14 genes en el tejido canceroso, mejora la precisión del pronóstico, lo que ayudaría a orientar mucho mejor los tratamientos de los tipos de cáncer de pulmón más comunes, aumentando las probabilidades de supervivencia del paciente.
Otro caso es el del cáncer de mama, el de mayor incidencia entre las mujeres y el que más muertes por cáncer les provoca. Una investigación publicada en la revista Journal of Clinical Oncology, desarrollada por científicos de la Universidad de Melbourne, en Australia, indica que una rara mutación heredada de los genes encargados de reparar los errores del ADN durante la copia del mismo en la multiplicación celular, podría aumentar el riesgo de desarrollar cáncer de mama y de páncreas. Este tipo de mutación, que no es muy común (conocida como Síndrome de Lynch) ya se había relacionado previamente con los tumores de colon y de endometrio. Los familiares directos de las personas con el Síndrome de Lynch se beneficiarían de las pruebas genéticas que detecten si heredaron o no la mutación de los genes, para determinar si corren un mayor riesgo de desarrollar alguno de los cánceres mencionados anteriormente.
Por su parte, el cáncer de la próstata es el que más les preocupa a los hombres y el que más les afecta luego del de pulmón. En relación al cáncer de próstata, unos investigadores del Colegio Médico Weill Cornell, en Nueva York, y otras instituciones de Estados Unidos, han detectado dos variaciones genéticas heredadas que podrían ayudar a identificar a quienes están en mayor riesgo de desarrollar un cáncer de próstata agresivo. Estos resultados fueron publicados en la edición en línea del 9 de abril de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.
Un poco antes, en la edición del 12 de enero de la revista New England Journal of Medicine, también se había publicado una investigación sobre este tema. En ese caso, fueron unos investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Johns Hopkins y del Sistema de Salud de la Universidad de Michigan, también en Estados Unidos, los que encontraron la primera mutación genética importante asociada con un mayor riesgo de cáncer de próstata hereditario, que se encontraría en el gen HOXB13, ¡y aumentaría entre 10 y 20 veces el riesgo de desarrollar cáncer de próstata!
Otro tipo de cáncer muy temido, que también se encuentra entre los causantes principales de muerte por cáncer a nivel mundial en ambos sexos, es el de estómago. Al respecto, un equipo internacional de científicos ha identificado cientos de nuevos genes que mutan (cambian) en el cáncer de estómago, lo que podría llevar a desarrollar tratamientos personalizados, según la conformación genética de los tumores estomacales individuales. Los detalles de este estudio aparecen en la edición en línea del 8 de abril de la revista Nature Genetics.
¡Y estos son sólo algunos ejemplos! Como ves, la ciencia no se detiene. Y mientras los avances en el campo genético continúan en busca de nuevas formas más efectivas para combatir esta condición, recuerda que llevar un estilo de vida saludable, con una dieta balanceada y una rutina de ejercicios, siempre va a beneficiar tu salud y está probado que ayudan a prevenir el cáncer.

lunes, 19 de noviembre de 2012

DONAR SANGRE SALVA VIDAS


DONAR SANGRE SALVA VIDAS






DONAR CÉLULAS MADRE ES DAR VIDA EN VIDA

Habíamos resuelto dedicar todo el mes de noviembre a recordar el 8° aniversario de RENACER… Las actividades previstas, más allá del “festejo” con velita y todo tenía que ver con esa inserción en la comunidad que queremos tener.

Es por eso que fuimos a entrevistas radiales, atendimos las telefónicas y pensamos que, siendo el mes de noviembre, el dedicado a la promoción y difusión de la necesidad de  la DONACIÓN VOLUNTARIA DE SANGRE  ( 09/11) e INSCRIPCIÓN EN EL REGISTRO NACIONAL DE DONANTES DE CPH  (10/11) , pondríamos  un énfasis mayor en acompañar esas campañas.

Nos sumamos al cierre del  PROYECTO que desde principio de año el CENS 451 venía desarrollando, el mismo preveía un MARATÓN: “CORREDORES POR LA VIDA” que finalmente no pudo hacerse en las calles porque Municipalidad, a último momento no lo autorizó…

 La Sra Directora explicó: “ evidentemente, los tiempos políticos no son los mismos que los de educación”…-. Pero todo el trabajo realizado  no fue en vano… Profesores y alumnos en una Jornada ejemplar, abierta a la comunidad expresaron sus saberes y llevaron el mensaje sobre el tema propuesto.

Días después, otro grupo de Voluntarios habiendo preparado durante algún tiempo ya, una intervención urbana (FLASH MOB) la pone en escena el sábado 17, anocheciendo en la ciudad en plena calle Justa Lima, sobre la peatonal….BAILANDO POR LA VIDA irrumpe ante la sorpresa del público y la emoción de los acompañantes… este grupo de jóvenes, también dio su testimonio de compromiso y responsabilidad con una causa que cada día se hace más necesaria:

.-) DONAR VOLUNTARIAMENTE SANGRE

.-) INSCRIBIRTE EN EL REGISTRO NACIONAL DE DONANTES DE CPH

RENACER ONCOLÓGICO estuvo presente,

RENACER ONCOLÓGICO apoya estas campañas

RENACER ONCOLÓGICO trabaja en la contención, ayuda y apoyo del paciente y sus familiares y en este su 8° cumpleaños, sigue haciendo lo mismo, porque ése es su compromiso con la comunidad!

jueves, 8 de noviembre de 2012

¡Dios está conmigo!



“…pero Dios estaba con él…”  (Hch 7:9)

Quien dice estas palabras es el diácono Esteban, refiriéndose a José, el hijo decimoprimero de Jacob y primogénito de Raquel.                 

La historia de José se encuentra en el libro de Génesis, y es una de las más extensas narraciones referidas a un personaje que encontramos en la Biblia. La vida de José es emocionante y en sí encierra un sinfín de acontecimientos que nos invitan a reflexionar y a extraer grandes enseñanzas.

José se nos presenta como el hijo más amado de su padre, el más odiado por sus hermanos, el mejor hermano de todas las épocas; fue capaz de amar y de perdonar a sus hermanos el pecado más atroz de venderlo como esclavo.

Pero lo que más resalta de su vida es la frase que dice: “Jehová estaba con él”. ¿Por qué lo digo? Si leemos la historia de José nos da la impresión que no era así.

Veamos algunos acontecimientos de su vida:

a)      Quedó huérfano de madre cuando era niño.

b)      Sus hermanos le tenían envidia.

c)       Sus hermanos le quisieron matar.

d)      Sus hermanos lo vendieron como esclavo cuando tenía diecisiete años.

e)      La esposa de su amo (Potifar)  lo difamó.

f)       Injustamente fue puesto en la cárcel

g)      El jefe de los coperos se olvidó de él.

En medio de tanto sufrimientos, injusticias, difamaciones y olvidos, la Biblia dice “Jehová estaba con José”. Bien podemos decir que José pasó por todas. ¡Que difícil se hace soportar tanto! La clave del éxito de José fue simple y sencillamente la presencia de Dios que lo sostuvo, con el fin de que su corazón no se quebrantara por el dolor, no se rebelara ante la injusticia y pudiera soportar la cárcel y el olvido.

Al pensar en la vida de José, recuerdo que Jesús dijo: “En el mundo tendréis aflicciones”. ¡Qué cierto es!  ¡No estamos libres de sufrir! Al igual que los que no son cristianos, pasamos por dolores y problemas pero…lo grandioso es que ¡no lo pasamos solos!

José podría haberse desesperado, renegar de su fe, hundirse en la depresión y cuántas cosas más. Sin embargo nada de esto sucedió: soporto todo y salió victorioso, porque en cada momento Dios estaba con él. Su gozo y su paz lo ayudaron a enfrentar lo imposible.

Lo mismo sucede hoy en día. Jesús dijo:”Yo estoy en vosotros todos los días hasta el fin del mundo.” ¡Bendita promesa que nos sostiene y fortalece en medio de las tormentas de la vida!

Es cierto que a veces parece que es mucho lo que nos sucede pero, ¿no has sentido su presencia en ti en los peores momentos?

Mí querido hermano: ¡cuantas pruebas habrás tenido en tu vida! Si haces memoria, sin dudas recordarás que, igual que José, has pasado de todo; pero al hacer una revisión de los hechos, sin dudas tendrás que reconocer que no estuviste solo, y que gracias a ello hoy te encuentra feliz y gozoso con la experiencia y seguridad de saber que no importa lo que venga, por más duro que sea y aunque  parezca imposible de soportar, de igual modo saldrás adelante, sin deprimirte, sin dar lugar a la queja, sin desesperarte, porque él está y estará siempre contigo.

Ésa ha sido mi experiencia. Es lo que me sostiene. Realmente puedo decir con toda franqueza que, igual que José, él ha estado conmigo, y se que por su amor y misericordia seguirá estando.
Juan&Amelia Arregín.        

DESPUÉS DEL TRATAMIENTO DEL CÁNCER ¿QUÉ?

La vida brota...

Por la Dra Aliza.
Por fin ha terminado tu tratamiento contra el cáncer que al principio parecía interminable. Tal vez sientas que has vuelto a nacer, aunque también te invade un terrible temor de que la enfermedad regrese. ¿Ansiabas volver a tu rutina habitual y ahora no sabes cómo hacerlo? Calma, es habitual en personas que han pasado por tu experiencia. Y para que puedas ir ordenando tus ideas, he aquí algunas reflexiones y sugerencias.
El tratamiento del cáncer ha llegado a su fin. ¡Alégrate! Lo peor ha pasado y ahora, puedes volver a disfrutar la vida sin molestos procedimientos de por medio. El malestar, el cansancio y todos los efectos negativos que te provocaban han quedado atrás y pronto volverás a sentirte fuerte, tanto física como emocionalmente.
Sin embargo, has cambiado y no es para menos. Desde el momento mismo en que te has enterado que tenías cáncer, posiblemente haya comenzado una revolución dentro de ti, de tu forma de ver la vida y el mundo. Con seguridad, hasta los momentos más sencillos tienen ahora mucho más valor y mereces disfrutar cada uno de ellos.
Es tiempo de pensar en ti y buscar esas cosas que te hacen bien. Mientras estabas en tratamiento sólo esperabas que terminara para volver a la normalidad y ahora que todo ha pasado, ya no sabes bien cuál es esa normalidad. Pues es lógico que eso ocurra, ya que así como han cambiado tus ideas también ha cambiado tu rutina, tus costumbres e incluso hasta puede haber cambiado tu cuerpo.
Por ejemplo, es posible que mientras recibías la radiación o la quimioterapia tu dieta haya cambiado. Si has tenido que pasar por alguna cirugía, seguramente tendrás cicatrices y cambios físicos. Entonces, date un respiro. ¿Cómo piensas volver a tu vida anterior si eres casi una persona nueva? Hay personas que se resisten a los cambios pero eso no tiene por qué ser malo, al contrario: eres y te sientes diferente y eso puede ser positivo.
Por supuesto, no porque empieces a sentirte fuerte otra vez, es motivo para descuidarte. Al contrario, ahora más que antes debes mantener una buena calidad de vida. Ten en cuenta que es posible que el malestar del tratamiento perdure durante algún tiempo, aun cuando ya lo hayas terminado. Si esto ocurre, no te angusties y consulta con tu oncólogo para que te ayude a eliminar o sobrellevar las molestias.
Recuerda que deberás seguir visitando al médico regularmente para hacerte controles y chequeos para verificar que el cáncer no ha vuelto a aparecer. Es posible que te asustes fácilmente y el temor de que la enfermedad vuelva hasta te quite el sueño. Sin embargo, mejor que asustarte es conocer tu propio cuerpo. Pregúntale a tu médico qué síntomas debes tener en cuenta y cuáles podrían ser nuevas señales de alarma. De otro modo, ante cualquier dolor o molestia nueva que aparezca podría volver el fantasma del cáncer sobre tu mente, con la angustia que eso genera.
Además del temor de que el cáncer regrese, la dieta, el aspecto físico, el sexo y el ejercicio son otras de las preocupaciones habituales de los sobrevivientes del cáncer. Vamos a dedicarle unas líneas a cada uno de estos aspectos para que, con estas ideas en mente, puedas profundizar con tu médico sobre cómo mejorar los que más te preocupen.
Con respecto a la dieta, así como durante el tratamiento debías evitar algunas comidas y elegir otras para mantenerte fuerte, ahora deberías volver a una dieta balanceada. También es posible que el médico te indique un nuevo plan alimenticio que se ajuste a tus necesidades según el tipo de cáncer que te haya afectado. Pero por lo general, se recomienda que ingieras platos bajos en grasa, moderes el consumo de alcohol y reduzcas el sobrepeso. El exceso de peso es quizás el factor de recurrencia más prevalente, independientemente del tipo de cáncer. Tenlo en cuenta y trata de eliminar las libras o kilos que te sobren lo antes que puedas.
Con respecto al sexo y el aspecto físico, quizás sean los más complicados y los que más dudas y preocupaciones generen. A veces los medicamentos te quitan el deseo sexual, otras es difícil aceptar la nueva forma de tu cuerpo y tu nueva condición. Por ejemplo, a las mujeres puede faltarles un pecho o parte de él y los hombres que pasan por una cirugía de cáncer de próstata pueden tener problemas de erección.
En cualquier caso, es muy importante el diálogo y la comprensión de la pareja. Juntos deberán redescubrirse en la intimidad y buscar nuevas formas que les den placer a ambos. Y si no tienes pareja estable, entonces lo mejor es que busques asistencia terapéutica para poder asumir tu nueva situación y recuperar tu autoestima, para interactuar con un posible compañero o compañera en el futuro. En cualquier caso, es fundamental que no te desanimes ni te des por vencido. Es cierto que puede ser difícil pero en general los sobrevivientes de cáncer logran volver a disfrutar los momentos íntimos.
Por ultimo, el ejercicio y la actividad física pueden ser claves para tu recuperación. Mucha gente piensa que por tener o haber tenido cáncer no pueden hacer ejercicios. Sin embargo, aun mientras estás en tratamiento es bueno mantenerse activo. Hasta puede ayudarte a sobrellevar la enfermedad: está probado que el ejercicio ayuda a manejar el estrés, a mejorar el ánimo y a fortalecer el sistema de defensas, entre otras cosas.
Por supuesto, siempre debes tener en cuenta el tipo de cáncer que hayas tenido, ya que a lo mejor deberás evitar ciertos movimientos o posturas o tener cuidado con ciertas actividades físicas que aumenten el riesgo de que te caigas y te rompas algún hueso. Pero si le preguntas a tu médico qué cuidados debes tener, seguramente te quede un amplio abanico de posibilidades entre las cuales podrás elegir la que mas te agrade.
Cada caso es diferente y cada persona es particular. Ya has pasado lo peor y has superado muchas cosas. Frente a todo eso, quitarse la vergüenza y hablar honestamente con tu médico sobre tus dudas y temores debería resultarte algo sencillo. En verdad, no hay motivos para quedarse con dudas, tu tranquilidad lo vale y te lo mereces para disfrutar más de esta nueva etapa que se inicia.
 

viernes, 26 de octubre de 2012

Lo que tienes que saber acerca de el cáncer del seno



Es octubre y estamos en el mes de la concientización del cáncer de mama. Desde vidaysalud.com nos sumamos a las múltiples iniciativas que se hacen en todo el mundo para combatir esta enfermedad. Por eso queremos recordarte la importancia de la detección temprana, las ventajas y desventajas de hacerte mamografías de control y cómo puedes tu misma controlarte desde casa.

Actualmente, el cáncer de mama es el más frecuente en las mujeres, tanto en los países desarrollados como en vías de desarrollo. Para combatir este cáncer, en octubre se celebra el mes de la concientización del cáncer de mama y muchas organizaciones en todo el mundo potencian sus esfuerzos para difundir la mayor cantidad de información posible para poder evitar o superar la enfermedad.
Según los Centros de Control y Prevención de Enfermedades en Estados Unidos (CDC), la mejor forma de detectar el cáncer del seno cuando se inicia, es mediante una mamografía, especialmente si tienes entre 50 y 74 años.
La mamografía o mamograma es una radiografía de los senos que sirve para detectar si existe un tumor, antes de que tenga un tamaño lo suficientemente grande para que pueda sentirse al tacto.
Como cualquier radiografía, las mamografías emiten una pequeña cantidad de radiaciones que pueden ser perjudiciales para la salud y hay algunos casos de falsos positivos, entre otras cosas. Por eso hace un tiempo ha comenzado un debate sobre la conveniencia o no de hacerse este estudio, y las opiniones siguen divididas.
Algunos opinan que las mamografías no son recomendables en mujeres menores de 30 años, aunque tengan cierta predisposición genética que aumente su riesgo de desarrollar cáncer. Para detectarlo de manera temprana, hay otras pruebas que no emiten radiaciones, como los estudios de resonancias magnéticas (MRI) y el ultrasonido. Estos estudios tienen sus indicaciones y su lugar en ciertos casos.
El consenso general es que en el caso de las mujeres mayores, el riesgo disminuye y los beneficios que puede aportar una mamografía son superiores a los riesgos, sobre todo después de los 50 años de edad. Por eso, en Estados Unidos se recomienda que las mujeres a partir de esta edad se hagan mamografías anuales para la detección temprana del cáncer del seno (y de hecho hay organizaciones como la Asociación Americana contra el Cáncer, y la Asociación Americana de Gineco-Obstetricia, entre otras, cuya recomendación es que las mujeres se hagan mamografías anuales a partir de los 40 años). Lo que pasa es que la mamografía puede detectar un cáncer mucho antes de que de síntomas o de que se pueda sentir durante un examen.
Lo importante es que no dejes de hacerte los controles ginecológicos de rutina todos los años, independientemente de tu edad, y que según sea tu caso hables con tu médico para que juntos determinen las pruebas y los cuidados particulares que debes considerar para prevenir el cáncer de mama.
Otra forma muy práctica de estar alerta es que tú misma te hagas una prueba de autocontrol para detectar alguno de los señales del cáncer de mama y puedas ir al médico si notas que algo no anda bien. Recuerda que entre los principales síntomas o signos del cáncer de seno se encuentran:
  • Aparición de un bulto en las mamas (senos) o debajo del brazo (axila).
  • Cualquier cambio en el tamaño o la forma de las mamas, o endurecimiento o hinchazón de una parte de las mamas.
  • Irritación o hundimientos en la piel de las mamas, así como enrojecimiento o descamación en el pezón o las mamas.
  • Hundimiento del pezón, dolor en esa zona o secreción que no sea leche, incluso de sangre.
  • Dolor en cualquier parte de las mamas.
¿Cómo puedes detectarlos tú misma? No es tan difícil, puedes hacerlo parada o acostada en la intimidad de tu hogar:
  1. Párate frente al espejo con los brazos a los lados y observa tus senos detenidamente buscando alguna señal de alerta.
  2. Pon tus manos sobre tus caderas y presiona tus brazos para abajo para tensionar los músculos de tu pecho. ¿Ves algún cambio?
  3. Inclina tu espalda hacia delante y fíjate si ha habido cambios.
  4. Nuevamente con la espalda recta, levanta los brazos sobre tu cabeza y junta las palmas de tus manos. Si no ves ningún cambio hasta ahora, puedes seguir con la segunda parte del auto examen.
  5. Recostada en cualquier superficie plana, como tu cama, pon una almohada pequeña o una toalla doblada bajo el hombro derecho (también puedes hacerlo en la ducha, con un poco de jabón en tus dedos para que se deslicen más fácilmente).
  6. Revisa si tu pezón derecho está soltando líquido. Presiónalo suavemente, como si quisieras sacar algo de él.
  7. Palpa tus senos en busca de cualquier cambio extraño como una bolita dura, piel gruesa o dolor al presionar en un lugar. Empieza poniendo tu mano derecha en tu cadera, y con los tres dedos del medio de tu mano izquierda, palpa tu axila y tu clavícula del lado derecho.
  8. Levanta el brazo derecho detrás de tu cabeza. Con la parte de abajo de los mismos tres dedos de la mano izquierda, presiona en como haciendo un círculo suavemente sobre tu seno derecho (como un masaje), de abajo hacia arriba, empezando por la derecha y terminando en la izquierda
  9. Ahora palpa haciendo líneas desde afuera del seno hacia el pezón. Tan pronto termines la primera línea, mueve tus dedos en el sentido de las manecillas del reloj y arranca la segunda. Y así sucesivamente, hasta cubrir todo el seno.
  10. Por último, palpa tu seno formando círculos como un reloj, arranca a las 12 en punto, luego a la 1, las 2, las 3, y así sucesivamente. Cuando completes el primer círculo alrededor de tu seno, acerca tus dedos un poco más a tu pezón y repite el ejercicio, hasta que no quede ni una sola parte sin palpar (tocar).
Repite estos ejercicios palpando tu seno izquierdo. Hazlos una vez al mes, pocos días después de haber terminado tu período menstrual.
Paralelamente, también puedes adoptar algunos hábitos saludables que pueden ayudarte a prevenir el cáncer:
  • Procura mantener un peso sano y haz ejercicio de manera regular.
  • Conoce tus antecedentes familiares de cáncer de mama. Si tu madre, hermana o hija lo tuvieron o lo tienen, consulta con tu médico sobre tu riesgo y cómo disminuirlo.
  • Infórmate sobre los riesgos y beneficios de la terapia de reemplazo hormonal.
  • Limita el consumo de alcohol.
Pueden parecer muchas cosas, todas juntas, pero no es tanto ni tan complicado. Comienza cambiando tus hábitos poco a poco y no te olvides de hacerte los controles necesarios. Combatir el cáncer de mama, también está en tus manos.
fuente: Dra Aliza

Cirugía de reducción de los senos

 
lo que debes saber
 


Es cierto que la moda es aumentarse el tamaño de los senos. Pero aunque no tenga tanta cobertura por la prensa y tanta fama, la cirugía de la reducción de los senos también es un procedimiento al que muchas mujeres recurren por el deseo de tener una figura más armoniosa o para aliviar las molestias causadas por los senos demasiado grandes. Aquí te hablo más acerca de la mamoplastía de reducción.

Aurora nunca tuvo problema con sus senos. Siempre los tuvo de buen tamaño y nunca tuvo la preocupación de aumentarlos para verse mejor.                                                   Al contrario, siempre fueron un rasgo llamativo de su figura.                                          Sin embargo, luego de que tuvo sus dos hijos, sus senos, que ya eran grandes, aumentaron de tamaño y empezaron a causarle molestias en la espalda.                            Fue entonces que empezó a considerar la idea de hacerse una cirugía de reducción mamaria o mamoplastía de reducción.

Como su nombre lo indica, este procedimiento quirúrgico busca disminuir el tamaño de los senos y mejorar su posición.                                                                                Mediante la cirugía de reducción mamaria, se logra reducir la grasa, el tejido glandular y la piel del seno para hacerlos más ligeros, firmes y pequeños.                                 Esta cirugía también puede reducir el tamaño de la aureola que es la piel que rodea al pezón y su principal objetivo es mejorar la forma de los senos, aliviar alguna molestia asociada con el tamaño de los senos y lograr una mejor armonía entre el tamaño de las mamas y el resto del cuerpo.

En la mayoría de los casos, las mujeres que, como Aurora, buscan reducir el tamaño de sus senos, lo hacen por las siguientes razones:

 Senos colgantes y piel estirada. Dolor crónico en la espalda, el cuello o los hombros. Irritación crónica de la piel debajo de los senos. Mala postura. Hendidura en la piel de los hombros debido a la presión del  sostén. Dificultad para encontrar ropa que quede bien. Problemas de autoestima debido al gran tamaño de los senos.

Como cualquier cirugía, la de reducción de senos o mamoplastía de reducción también puede acarrear riesgos y complicaciones. Es por eso que una vez que tomes la decisión, debes hablar con el especialista (un cirujano plástico certificado) para discutir ciertos aspectos que harán que la cirugía sea adecuada para ti.

El médico seguramente te preguntará lo siguiente: Por qué quieres la cirugía y cuáles son las expectativas que tienes en cuanto al resultado. Si tienes alguna condición médica, alergias a medicamentos y si estás bajo algún tratamiento médico. Qué medicamentos estás tomando en el momento de la consulta, así como vitaminas, suplementos herbales, si fumas, bebes alcohol o usas drogas. Si tienes antecedentes familiares de cáncer de mama; resultados de mamografías o biopsias que te hayan hecho con anterioridad. Cirugías que hayas tenido antes.

Con esta información y luego de evaluar la condición y el tamaño de tus senos, el médico te hablará de los posibles riesgos, complicaciones y de las expectativas realistas que debes tener en cuanto a los resultados. Además, te explicará en qué consiste el procedimiento de la reducción de mamas, la anestesia y tomará fotos de tus senos para su expediente.

Se recomienda que  esperes para hacerte la cirugía de reducción de los senos hasta después de que hayas tenido hijos. Si bien es una cirugía que puede hacerse a cualquier edad, el embarazo y la lactancia pueden cambiar el resultado de la cirugía. Además, en algunos casos, amamantar puede dificultarse luego de este tipo de cirugía. En cuanto a este punto, algunos especialistas no están de acuerdo y dicen que si hay problemas durante la lactancia es debido a falta de información y apoyo.

Otros riesgos de la cirugía de la reducción de los senos incluyen: Pérdida de la sensibilidad en los pezones y la aureola. Pérdida de los pezones y la aureola. Cicatrices notorias. Problemas para amamantar. Reacciones alérgica a los materiales usados durante la cirugía y el post operatorio. Asimetría en cuanto a la forma, lo cual puede requerir cirugías posteriores para mejorar la apariencia de los senos. Sangrado o hematomas. Coágulos sanguíneos. Cambios en el color de la piel. Hinchazón y morados (o moretones). Infecciones. Trombosis, complicaciones cardíacas y pulmonares. Necrosis del tejido (muerte del tejido). Exceso de firmeza en el seno. Dolor persistente. Riesgos relacionados con la anestesia. Si te interesa reducir el tamaño de tus senos, debes consultar a un médico especializado en este tipo de cirugías (un cirujano plástico certificado) que tenga experiencia en este tipo de procedimiento y discutir con él o ella las mejores opciones para tu caso. Debes tener paciencia porque los preparativos requieren tiempo y la recuperación también.  También es importante que tengas expectativas realistas y que consultes todas tus dudas con el médico antes de la cirugía incluyendo la anestesia y quién te la va a aplicar.

Fuente: vidaysalud

El alcohol aumenta el riesgo de desarrollar cáncer.


Aquí te explicamos cómo y cuanto. 



Ya los estudios han demostrado que el consumo de alcohol está relacionado con varios tipos de cáncer, pero hasta el momento no se sabía cómo. Pues bien, una investigación reciente ha detectado precisamente la forma en que el alcohol podría aumentar el riesgo de desarrollar esta enfermedad. Para estar bien informada(o), y para recibir consejos saludables para evitar el cáncer, sigue leyendo.

Con seguridad que ya has leído o escuchado, a través de estas páginas  y otros medios de información, que el consumo del alcohol aumenta el riesgo de desarrollar distintas enfermedades, entre ellas muchos tipos de cáncer.

 El alcohol es uno de los factores de riesgo para el desarrollo de algunos tipos de cáncer como el de mama, boca, laringe y faringe, y esófago, así como el cáncer del hígado, de los ovarios, del estómago y el cáncer colorrectal.

 Ahora, un grupo de investigadores de la Universidad de Minnesota en Minneapolis, Estados Unidos, ha encontrado el dato que podría explicar por qué sucede.

Según el hallazgo, presentado en la reunión anual de la Sociedad Química Americana, que este año se desarrolló a principios de septiembre en Filadelfia, cuando el cuerpo metaboliza (o descompone) el alcohol, se forma una sustancia llamada acetaldehído, que tiene una composición química similar a la del formaldehido, que es un conocido carcinógeno que puede dañar el ADN.

¿Cómo llegaron a esas conclusiones? Pues los investigadores les dieron dosis crecientes de vodka una vez a la semana a diez voluntarios, durante tres semanas.     Y encontraron que los niveles de a ductos de ADN (que son formas de ADN que resultan de una exposición a sustancias carcinogénicas), aumentaron hasta cien veces en las células orales (de la boca) de los participantes, horas después de cada dosis, aunque los niveles bajaron luego de 24 horas.

Los investigadores explicaron que la mayoría de las personas que beben socialmente no desarrollan cáncer porque tienen una enzima llamada alcohol deshidrogenasa, que convierte al acetaldehído en una sustancia llamada acetato, que no hace daño.

El problema es que algunas personas no pueden convertir el acetaldehído en acetato porque tienen una variante del gen del alcohol deshidrogenasa y, por eso, tienen más probabilidades de desarrollar cáncer del esófago por beber alcohol.

Por ejemplo, detallaron que alrededor del 30 por ciento de las personas de ascendencia asiática tienen esta variante y que los americanos nativos y los nativos de Alaska también tienen una deficiencia en la producción de esta enzima.                  Como estas conclusiones fueron presentadas en un congreso, deben ser consideradas como preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales. Mientras tanto, recuerda que hay distintos hábitos saludables que pueden ayudarte a disminuir el riesgo de desarrollar cáncer. Toma nota:

  • Haz ejercicio regularmente.
  • Mantén un peso saludable.
  • Lleva una dieta sana, a base de frutas y verduras.
  • Reduce el consumo de carnes rojas y evita quemarlas al cocinarlas.
  • Evita el tabaco en todas sus formas (cigarrillos, habanos o puros, tabaco de mascar).

Por último, si te gusta beber ocasionalmente, en reuniones sociales o cuando sales con amigos, recuerda que la clave es tomar con moderación, es decir: máximo, dos copas o tragos al día si eres un hombre de 65 años o menor y una copa o trago al día si eres una mujer o si eres un hombre de 66 años o más. Ten en cuenta que una copa o un trago equivale a 12 onzas o 35 mililitros de cerveza, 5 onzas o 148 mililitros de vino o 1,5 onzas o 44 mililitros de bebida destilada.                                                          Aunque hay estudios que apoyan el consumo moderado de alcohol (y específicamente las ventajas del vino tinto sobre la salud, sobre todo la del corazón), el exceso del alcohol puede convertirse en una enfermedad y puede causar varios problemas de salud, algunos graves como pancreatitis, cáncer del hígado y cirrosis, que hasta pueden poner en riesgo la vida. Si tomas bebidas alcohólicas, hazlo con moderación poniendo en primer lugar tu salud para que puedas brindar durante muchos años con tu familia y tus amigos.

Fuente: vidaysalud

Archivo del blog